DOS POETAS LATINOAMERICANOS

POEMA EN PIE

¿Qué actitud, qué gallarda pose original se puede tomar
ante la proximidad de este poema?
Te lo pregunto a ti, ¡Oh hábil diseñadora de nuevas sonrisas!
la única
que puede ofrecerme en un plan de cinco minutos la más
conveniente arquitectura de mi genio actual.

Decían los maestros chinos de la dulce poesía
que el poeta quedaba enfermo y ojeroso después del transe
amargo;
pero yo te suplico, bondadosa musilla de ojos ingenuos
que no hagas que mi miel sea elaborada a cosas de mi
sangre,
porque mucha sangre se ha desperdiciado últimamente y
andan escasos de leche los pechos de las madres.

Un poema que sale a pie, y como está inédito, yo le digo:
Hasta que te vea te creo,
Pretendo primero, sacudirme de encima estas alas de ángel
que me agobian,
a ver si botando todas esa pluma quedo con la ternura
virginal del pollo
o siquiera con algo de ese equilibrio inestable de lo que
da risa,
tan lleno de emoción y de lágrimas como el cristal que
ya va a caer
y no cae, peo que sabe que ya va a caer.

Joaquín Pasos (1914-1947)
Nació en Granada, Nicaragua. Formó parte del movimiento nicaragüense “Vanguardia”. Su obra ha sido reunida y publicada con prólogo de Ernesto Cardenal por Fondo de Cultura Económica de México, con el título Poemas de un joven.

***
***
***

OTOÑO SOY

Este otoño que en ser galante insiste,
este otoño angustiado de promesas,
quiere alegrarse y sin embargo es triste
y me engaña otra vez cuando me besas.

Este otoño es cruel, verja florida,
por dentro es sombra, vencimiento, nada.
Su última rosa morirá afligida,
si no tiene el calor de tu mirada.

Y pues yo soy otoño, ven y toca
mi frente mustia, mi canción doliente;
tú, primavera y besos en mi boca;
yo, madrigal; yo, rosas en tu frente.

Otoño, ya llegaste, y me venciste
con tus anacreónticas promesas.
Otoño soy también, otoño triste,
pero menos otoño si me besas…

Demetrio Korsi (1899-1957)
Poeta nacido en Panamá. Su obra representa un momento de transición entre la estética modernista y las vanguardias literarias de principios del siglo XX. Fue, por otra parte, el primer poeta panameño preocupado por el negrismo y un apasionado por la música popular, como lo revela su obra Cumbia (1935). Temas como el amor y los conflictos históricos de su país, frecuentes en gran parte de su producción escrita, no desdeñan la aproximación humorística. Ha publicado Los pájaros de la montaña (1924), El viento de la montaña (1926), El grillo que cantó sobre el canal (1937), Cambio y otros poemas panameñistas (1941), El grillo que cantó bajo las hélices (1942), Canciones efímeras (1950), Nocturno en gris (1952), Los gringos llegan y la cumbia se va… (1953) y El tiempo se perdía y todo era lo mismo (1955).

Anúncios

The URI to TrackBack this entry is: https://farolante.wordpress.com/2010/11/25/dos-poetas-latinoamericanos/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s

%d blogueiros gostam disto: