PORTO ALEGRE REVISITED

Por el 80 descubrimos Porto Alegre:
Amarillos ipés, la plaza de La Alfándega;
La ciudad vieja, sus escalinatas,
Sus edificios jaldes
Color de la Colonia.
Íbamos con un grupo de muchachos
Músicos, cantores;
A grabar unas placas con Sebastiao
Fonseca de Oliveira,
Y presentarnos en la Asambleia Legislativa
El 22 de Abril a las 21.
Eran años difíciles para nuestros países.
La dictadura, aunque herida de muerte
Por el Plebiscito,
Huroneaba en fronteras y analizaba
Aduanas.
Se grabaron canciones,
Casi sin tiempo, pero con entusiasmo.
Años después volvimos a la Hermosa del Guaíba.
El aire era distinto y los jacarandás mutaban
Del puro azul a lo violeta.
Íbamos con Julián,
(Julián Murguía que hermanaba lenguas
divulgando escritores)
y en la Feria del Libro, compartimos
cervezas y folletos,
junto con Tabajara y con Faraco,
en una atmósfera casi tan bella
como aquella muchacha de Parque Redencao…
después se sucedieron los encuentros:
jacarandáes, caminatas
por la Plaza XV,
fotografías con Tomás de Mattos,
cafecitos con Heber y Julián
o charlas fantasmales en el Salón Morisco..
En todo esto, siempre Porto Alegre:
Barcazas del crepúsculo, Guaíba
Como una clepsidra interminable,
La Catedral Metropolitana
Con sus frescos escapándose a la calle;
La Casa de La Cultura Mario Quintana,
Con el fantasma del gran poeta
Caminando, despacio, por largos corredores,
Y susurrando genialidades como éstas:
“Lo que más me conmueve, en música, son esas notas sueltas –pobres notas únicas- que del teclado arranca el afinador de pianos…”
O también me reencuentro en la Ciudad Baixa,
Con las morenas salubres, el rumor,
Como de aves de la orilla,
De miles de sandalias por el empedrado,
Y las paredes, rosas, verdes, blancas,
Amarillas y azules, contundentes…
En todo esto, siempre, Porto Alegre.

Montevideo, 1995.

Washington Benavides (1930)
Poeta uruguayo nacido en Tacuarembó. Ha sido profesor de Literatura en Enseñanza Media y Universitaria, profesor de Arte, crítico, ensayista y maestro de muchos de los más destacados poetas de las nuevas promociones de su país. Ha traducido poemas de algunos poetas de lengua portuguesa como Guimarães Rosa, Oswald de Andrade, Carlos Drummond de Andrade, Affonso Romano de Sant’Anna, Gregorio de Mattos y otros. Entre sus poemarios se destacan El Poeta (1959); Poesía (1963); Las milongas (1965); Los sueños de la razón (1967); Poemas de la Ciega (1968); Fotos (1986); Lección de exorcista (1991); La luna negra y el profesor (1994).

Anúncios

The URI to TrackBack this entry is: https://farolante.wordpress.com/2009/11/06/porto-alegre-revisited/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s

%d blogueiros gostam disto: